domingo, 26 de julio de 2015

Tomate

El tomate me encanta, su color, su textura, su sabor su versatilidad en la cocina y como el mejor de los deseos de la lámpara de Aladín las mil y una formas de poder comerlo. Hoy me he levantado con ganas de saber más sobre este atractivo alimento.

Pero qué es el tomate

Una fruta es la parte de la planta que contiene las semillas. Por tanto, botánicamente hablando, el tomate es una fruta a pesar de que no se suela servir en el postre. La confusión viene de que en el siglo XIX esta controversia popular llegó a la Corte Suprema de Estados Unidos. En 1887, se aprobó una ley que asignaba impuestos a las hortalizas importadas, pero no a las frutas.
Las compañías que importaban tomates argumentaron que estaban exentas del impuesto ya que el tomate es una fruta. Para dar rigor a su argumento, citaron diccionarios y testimonios de biólogos que evidentemente, demostraron que el tomate, al ser producto del ovario de una flor, es una fruta.

Posteriormente, el gobierno alegó que al servirse en ensalada o como parte de las comidas y no como postre, era una hortaliza.

 Importancia económica y distribución geográfica

El tomate es la hortaliza más difundida en todo el mundo y la de mayor valor económico. Su demanda aumenta continuamente y con ella su cultivo, producción y comercio. El incremento anual de la producción en los últimos años se debe principalmente al aumento en el rendimiento y en menor proporción al aumento de la superficie cultivada.

Países
Producción tomates año 2012 (toneladas)
China
25.466.211
Estados Unidos
10.250.000
Turquía
9.000.000
India
8.500.000
Italia
7.000.000
Egipto
6.328.720
España
3.600.000
Brasil
3.518.163
Rep. Islámica de Irán
3.000.000
México
2.100.000
Grecia
2.000.000
Federación de Rusia
1.950.000
Chile
1.200.000
Portugal
1.132.000
Ucrania
1.100.000
Uzbekistán
1.000.000
Marruecos
881.000
Nigeria
879.000
Francia
870.000
Túnez
850.000
Argelia
800.000
Japón
797.600
Argentina
700.000
 Fuente: F.A.O.

Cualidades nutricionales del tomate

Los tomates son, sin ninguna duda, uno de los ingredientes fundamentales en casi la gran mayoría de las cocinas, especialmente por sus importantes beneficios y propiedades. Se pueden comer en ensaladas, pero también solos, hervidos, en salsa…El tomate en fresco se consume principalmente en ensaladas, cocido o frito. Se pueden comer en ensaladas, pero también solos, hervidos, en salsa…En mucha menor escala se utiliza como encurtido.
Destaca por la cantidad de minerales, vitaminas y agua (en torno a un 94%) que contiene.
Su color rojo intenso, por ejemplo, es debido a su contenido en licopeno, una sustancia antioxidante que no se convierte en vitamina A, y que ejerce un efecto protector frente a un gran número de problemas cardiacos.

Cuenta con gran cantidad de vitaminas (B, C y A), y además de tener pocas calorías y grasas, es ideal en dietas para bajar de peso. Importante es a su vez su contenido en minerales, del que destaca el potasio, aunque también posee fósforo, magnesio y calcio, entre muchos otros.
El tomate es una hortaliza baja en sodio, por lo que, también, es muy recomendada en hipertensos.
Es muy bueno para ayudar en la digestión, al contener sales orgánicas ácidas, concretamente malatos y citratos. Precisamente por esta cuestión, sin embargo, no es recomendable en personas que tengan cálculos renales.
Si por ejemplo deseamos aprovechar toda la fibra de los tomates (cuestión que, como sabes, nos ayuda a mantener un sistema digestivo sano), siempre se debe optar por comernos el tomate con su piel, sin pelarlo.
Beneficios del tomate más importantes
·      Alto contenido en licopeno, un antioxidante que ayuda a prevenir el cáncer de próstata en los hombres.
·         Al ser baja en sodio es recomendada en la dieta de personas con hipertensión arterial.
·         Es rica en fibra, sobre todo si se come con su piel.
·         Aporta vitaminas (sobretodo vitaminas del complejo B, C, A y E), así como minerales (como el potasio, fósforo y magnesio).
·         Ayuda a hacer bien la digestión.

Información nutricional del tomate
100 gramos de tomate aportan:
Calorías
17 kcal
Proteínas
1,1 g
Hidratos de carbono
2,9 g
Grasas totales
0,2 g
Colesterol
0 mg
Vitaminas
Minerales
Vitamina A
133 mg
Potasio
297 mg
Vitamina B1
0,06 mg
Calcio
13 mg
Vitamina B2
0,04 mg
Fósforo
27 mg
Vitamina C
24 mg
Magnesio
20 mg
Vitamina E
0,8 mg
Hierro
0,5 mg

Recetas con tomates





Espero que con este montón de ideas disfrutéis del tomate