sábado, 22 de agosto de 2015

INGREDIENTES INDISPENSABLES EN LA COCINA




En toda cocina nunca deben faltar una serie de ingredientes indispensables para preparar cualquier comida rápida, o bien, una más elaborada.




Toda despensa debe contar con elementos básicos como:

- Patatas, arroz (largo para ensaladas, vaporizado para paellas), pastas (fideos, macarrones, tallarines, espaguetis, lasaña, canelones, etc.), legumbres (garbanzos, alubias o judias  -blancas, pintas - y lentejas), sal, azúcar, aceite de oliva y girasol, (según friamos, hagamos mahonesa o aderecemos ensaladas), harina, pan rallado y vinagre.

- Botes de conservas de: guisantes, pimientos, alcachofas, espárragos, champiñón (laminado y entero), tomate (natural triturado y frito), son de gran utilidad para guisar.

- Los huevos son imprescindibles para utilizar en todo momento en sus diferentes modalidades, sólos o como ingrediente de otros platos.

- Puerros, zanahorias, ajos, cebollas, cebolletas, pimientos verdes y rojos, calabacines, indispensables para el sofrito y base de los rehogos.

- No olvides tener un apartado para el café y las infusiones, té, manzanilla, poleo, etc. que a veces nos vendrán muy bien.


- Procura tener un buen surtido de especias (azafrán, clavo, cominos, canela, nuez moscada, pimentón,...), hierbas aromáticas, (perejil, laurel, tomillo, hierbabuena, romero, orégano, etc), especias y concentrados de carne y pescado, capaces de dar un toque mágico a la comida más sencilla y de mejorar en un instante cualquier salsa.

- Reserva un estante para aperitivos, y otro para postres de emergencia, como conservas de frutas al natural y en almíbar.

Aunque no conviene abusar de ellos, intenta tener algunos platos envasados como callos, fabadas o verduras, que pueden resultar de enorme utilidad en un momento dado. Caducan a largo plazo y son de toda confianza.

- En el apartado de bebidas, no debe faltar nunca la leche, nata líquida, (tanto para postres como para salsas). Aparte, zumos, batidos y algún refresco.

- Respecto a los productos lácteos, yogures, cuajadas, etc, son muy útiles tanto para la preparación de platos dulces (tartas) como para comerlos de postre. Es conveniente tener reservas en la nevera.

- El queso también es un ingrediente fundamental a la hora de cocinar pasta, gratinados de pescado, patatas o carne. Por lo menos, debemos contar con algún sobre de queso rallado, algún paquete en lonchas o de alguna caja en porciones para una emergencia.

- Muy importante es el tener un vino blanco corriente, que no malo, para utilizar en la cocina, y por supuesto, nunca está de más tener algún buen vino (tinto, rosado y blanco), por si aparecen invitados inesperados, o por si nos apetece beberlo en un día especial.


-A veces utilizamos galletas, pan de molde, medias noches, pan tostado, para preparar múltiples aperitivos, dulces, incluso platos originales (pasteles, rellenos, tostas, canapés,...), por lo que es conveniente guardar en la despensa un paquete de cada tipo, tampoco caducan rápidamente y son perfectos aliados de los imprevistos.