jueves, 3 de septiembre de 2015

EL MEJILLÓN


El mejillón cultivado en Galicia se aprecia en todo el mundo. Varios factores explican tal reconocimiento. En primer lugar, debido a la gran tradición histórica documentada sobre su consumo: ya se enviaban partidas de mejillón gallego con destino a la corte de los Austrias (siglo XVIII). En segundo término, por las ideales condiciones de las aguas de las rías gallegas: la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) cataloga a la zona como una de las más ricas del planeta en calidad y volumen de fitoplancton (principal alimento del mejillón de Galicia).

Y, por último, cabe destacar que «Mexillón de Galicia» fue en su día (2007-2008) la primera Denominación de Origen Protegida (DOP) que la Unión Europea(UE) otorgó a un producto del mar: un sello de calidad y origen diferenciado que sirve tanto para comercializadores como para consumidores.

El 98% de la producción de mejillón en España procede de Galicia. Y las rías gallegas sacan adelante el 45% de la producción europea de mejillón. La acuicultura tradicional del mejillón configura un sector estratégico en la economía local de Galicia. Se estima que la actividad genera en la comunidad autónoma más de 30.000 puestos de trabajo: empresas destinatarias del mejillón (procesadores, cocederos, conserveras, depuradoras de moluscos, centros de congelación y pasteurización...); empresas proveedoras de la industria (astilleros, cordelerías, carpintería, montajes y maquinaria...) y empresas implicadas en tareas auxiliares y de apoyo (como transporte, centros de investigación, formación y control del medio marino, por ejemplo).

La mitilicultura gallega se estructura sobre la base de microempresas (principalmente de carácter familiar) que contribuyen a irradiar beneficios socioeconómicos a amplias capas de la población.

En 2012 fueron 21.592 toneladas de mejillón certificado. Y en 2013, 15.203 toneladas, pese a las condiciones climatológicas adversas y a la incidencia de las mareas rojas. En la actualidad se obtiene «Mexillón de Galicia» con DOP en 1.133 bateas repartidas en las Rías de Vigo, Pontevedra, Arousa, Muros-Noia y Ares-Sada.
Además, existen otras 40 empresas que comercializan productos bajo el amparo de la DOP «Mexillón de Galicia», localizadas, en su mayoría, en las provincias de A Coruña y Pontevedra.

En el caso del producto fresco, las exportaciones, por la condición perecedera del producto, se realizan al mercado peninsular y a los países próximos a España (sobre todo a Italia y Francia). En cuanto a los productos procesados y en conserva de mejillón, el radio de alcance se amplía, llegando a toda Europa e incluso a Estados Unidos.

Las ideales condiciones de las aguas de las rías gallegas permiten el desarrollo de un cultivo natural durante todo el año, por lo que se logra un abastecimiento del mercado de mejillón continuo.


El Mejillón de Galicia



El Mejillón de Galicia (Mytilus galloprovincialis) es un molusco bivalvo que presenta una característica forma longitudinal en hacha, puntiaguda y gruesa en el extremo anterior, y larga muy afilada en el posterior.

Su concha está formada por dos valvas iguales de carbonato cálcico, cubiertas externamente por una capa de color negro azulado, donde se pueden observar unas líneas concéntricas denominadas estrías de crecimiento.

Por lo que se refiere a su aspecto interno, la vianda tiene habitualmente un color anaranjado, aunque hay individuos que presentan un color más blanco. Sin embargo, estos colores son más intensos que los de mejillones procedentes de otros lugares, debido a las excepcionales condiciones, en cantidad y calidad, del fitoplancton de las rías gallegas.

El Mejillón de Galicia se alimenta por filtración, aprovechando el fitoplancton que se encuentra en el agua del mar. Su capacidad de filtración es excepcional, llegando a filtrar hasta ocho litros de agua por hora.

En cuanto a la reproducción, el Mejillón de Galicia es un animal de sexos separados. Machos y hembras echan sus gametos al mar, donde se produce la fecundación. Las larvas producidas hacen vida pelágica durante unas semanas mientras completan su desarrollo, y luego se fijan a un substrato mediante unos filamentos denominados biso, unas fibras que crea el mejillón por secreción natural de una proteína que se endurece en contacto con el agua.

Esta particularidad natural del mejillón es aprovechada por los mitilicultores gallegos para fijarlo a las cuerdas que cuelgan de las bateas, para conseguir así un producto de la máxima calidad con un elevado rendimiento en vianda y libre de arenas y fangos. En estado silvestre, el mejillón habita en las rocas del litoral.
La inmensa fuente de nutrientes de las rías gallegas caracteriza las condiciones nutritivas del Mejillón de Galicia, que se distingue como un alimento natural con bajo contenido en grasas y alto contenido en proteínas.

Además, el Mejillón de Galicia es fuente natural de vitaminas (B12, riboflavina-B2 y folacina-B9) y de sales minerales (hierro, fósforo y zinc). Con tan solo consumir 100 gramos de vianda, se cubre el 100% de la cantidad diaria recomendada de vitamina B12 y más del 50% de la de hierro.




Fuente: Base de Datos Española de Composición de Alimentos (BEDCA) Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN)




Todo esto hace del Mejillón de Galicia un alimento natural muy recomendable, especialmente para los niños, ya que debido a su elevado contenido proteico y a las cantidades significativas de fósforo que aporta a la dieta, contribuye al crecimiento y desarrollo normales de los huesos en los niños. Además, el hierro que contiene el Mejillón de Galicia contribuye al desarrollo cognitivo normal de los pequeños. 

Por ser fuente de zinc, el consumo de Mejillón de Galicia también contribuye a la fertilidad y reproducción normales, y como contiene cantidades significativas de vitamina B9, contribuye durante el embarazo al crecimiento de los tejidos maternos.

El hierro y las vitaminas contenidas en el Mejillón de Galicia ayudan a disminuir el cansancio y la fatiga; y las enormes cantidades de vitamina B12 que lo caracterizan protegen las células frente al daño oxidativo.

Además, en general, las cantidades significativas de vitaminas (B12, B2 e B9) y de sales minerales que presenta el Mejillón de Galicia contribuyen: 

• Al funcionamiento normal de los sistemas inmunitario y nervioso y de las membranas celulares.

• Al mantenimiento de los huesos, dientes, cabello, piel y de la visión, en condiciones normales, y a conservar la masa muscular. 

• A la función cognitiva y psicológica normales.

• Al metabolismo normal de macronutrientes, ácidos grasos, hidratos de carbono, homocisteína y de la vitamina A; y también a la síntesis normal de aminoácidos.

• Y a la formación normal de los glóbulos rojos y en general de las células sanguíneas, así como de la hemoglobina.

En resumen, el Mejillón de Galicia es un alimento natural ideal para una dieta variada y equilibrada, por lo que resulta completamente compatible con un estilo de vida saludable.


Curiosidades

Tradicionalmente se pensaba que el mejillón que aparecía en las costas mediterráneas no se distribuía de forma natural fuera de ellas. De ahí que durante años se utilizase como nombre vulgar del mejillón Mytilus galloprovincialis «mejillón mediterráneo».
Es por ello que hasta que se hicieron los primeros estudios genéticos sobre el mejillón gallego se pensó que dicha costa se daba la especie Mytilus edulis (conocida como «mejillón común»). En el momento en el que investigadores de la Universidad de Santiago de Compostela hicieron tales análisis, determinaron que el mejillón autóctono de Galicia es el Mytilus galloprovincialis, que se distribuye también por toda la costa atlántica de la península Ibérica.
Los mayores productores mundiales de mejillón son, por este orden, China, Chile, España y Tailandia (últimos datos disponibles: FAO; 2012).
En 2013, un mejillón se convirtió en la mascota de la Vuelta Ciclista a España, que arrancó en Pontevedra.
Por la variedad y cantidad de sales minerales que el mejillón de Galicia obtiene del mar supone un alimento muy proteico, bajo en grasas y fuente natural de vitaminas y sales minerales.





RECETAS CON MEJILLONES